sábado, febrero 01, 2014

Ortomolecular

por Luciano Doti

La mujer de mediana edad ingresó al consultorio con un andar sensual. Se notaba que era la clase de fémina que disfrutaba agradando a los hombres.
El doctor la miró de pies a cabeza, después de todo, era parte de de su trabajo.
—Cuénteme —dijo, cuando terminó de escrutarla.
—Hacía tiempo que quería venir, pero el doctor Van Helsing me decía que sus métodos no son éticos. Hoy me decidí —comenzó a narrar ella.
—Mi colega Van Helsing es un hematólogo de mente muy estrecha. Yo puedo hacerla vivir más de ciento veinte años, y lo más importante: sin envejecer.
—¿En qué consiste su tratamiento, doctor?
—Es una terapia alternativa de la sangre. La sangre es el fluido vital, y si ella recibe el tratamiento adecuado, todo su cuerpo será irrigado con una energía que llamamos ortomolecular.
—¿Hay alguna contraindicación?
—Sólo se recomienda no exponerse al sol.
—No parece un gran sacrificio a cambio de superar el siglo de vida sin envejecer. ¿Cuándo empezamos?
—Ahora mismo, si quiere. Recuéstese en la camilla y cierre los ojos.
La mujer obedeció y luego sintió unos pinchazos en su cuello. Le pareció que le extraía sangre de la carótida; se hallaba en un estado de sopor, como si fuera todo parte de un sueño. Entonces, se rindió.
Cuando despertó se sentía renovada, joven. Y sólo a cambio de no exponerse más a la luz del sol.

Etiquetas: , , , ,



1 Comments:

Blogger ABRIL said...

Luciano gracias por dejarme compartir una de tus poesias, espero que no te haya importado un saludo y muchas gracias...

1:42 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home