lunes, diciembre 01, 2014

Aterrada

por Luciano Doti

La niña quedó en mitad de la escalera, entre penumbras. Parecía que no se animaba a descender del todo. En la sala la esperaba uno de sus tíos; la madre insistía en inventarle ese parentesco a cada nuevo hombre con que se liaba. Solían ser del ambiente dark, se creían diabólicos. Pero éste lo era en serio. Lo constataba ella, cuando su progenitora iba a la cocina a buscar algo, y él le acariciaba las piernitas que dejaba descubiertas el corto vestido de algodón.

Etiquetas: , , , ,



1 Comments:

Blogger Neogéminis Mónica Frau said...

Bien puesto el título. Terrible...
=(

12:40 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home