miércoles, abril 01, 2015

El espejo

por Luciano Doti

Siempre me habían gustado las pelirrojas, y esa chica parecía ser la dama de mis sueños.
Comencé a seguirla esperando entablar una conversación con ella, o al menos para poder observarla, recrearme en su belleza. Al principio insinuó tolerarme, pero llegó el momento en que se detuvo, tomó una piedra del suelo y empuñándola me miró fijamente a los ojos.
—Dejame en paz —me dijo seria; había algo encantador en ella cuando se ponía seria.
—Si te dejo en paz desaparecerás, ya que sólo existís en mi mente —le advertí.
—¿Es que no lo entendés? Sos vos el que no existe en esta dimensión. Aquel día, al seguirme, por mirarme a mí te distrajiste y te atropelló un auto. Moriste, y desde entonces te me aparecés de madrugada en este espejo.
Me arrojó la piedra y el espejo se astilló. Quedó sola contemplando su propia imagen fragmentada. Ambos nos sentimos aliviados.

Publicado en la antología Grageas 3, Desde la Gente Ediciones - IMFC, 2014.
Publicado en el blog-antología Piedra y nido, 2014.
Leído en el programa radial La vuelta de Zloto - Radio Del Plata, 2015. 

Etiquetas: , ,



2 Comments:

Blogger El Demiurgo de Hurlingham said...

LO he leído.
Y me parece que la historia no terminó. Y que el alivio de ambos sólo es momentaneo.
El insistirá y la pelirroja en una de esas lo acepta.

2:22 p.m.  
Blogger Carmen Magia said...

Es muy bueno tu relato. Lo he leído por segunda vez. La anterior creo qeu fue en otro blog, pero ahora no sé cual es...

Muchos besos

8:05 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home